Carne para Aguilas

En Agosto de 2011, como lo conté en un libro anterior, con mucha oración y consulta con pastores amigos, sentí que después de fundar con mi esposa e hijos la iglesia El Renuevo y pastorearlo por 17 años, era tiempo de hacer un paso al costado y designar a mi cuñada Claudia y a su esposo Marcelo Ceballos como pastores.

Este cambio me dio más libertad para predicar en otras iglesias, que muy amablemente abrieron sus puertas para esta emocionante etapa de servicio. En este proceso Dios en su gracia me bendijo con una cantidad de mensajes nuevos que deseo compartir con ustedes mis amados lectores, junto con otras prédicas de años anteriores.

Con gozo puedo testificar que se ha cumplido en mí Proverbios 11:24 “Hay quienes reparten y les es añadido más”; también el versículo “De gracia recibisteis, dad de gracia”, y el refrán popular que dice: “El que parte y reparte recibe la mejor parte”.

El título “Carne para águilas” se refiere a la costumbre de las águilas doradas de cazar carne fresca para ellos y sus pichones, a diferencia de los buitres, que comen carroña.Mi deseo es que estos mensajes sean “carne fresca” para los que quieren renovar sus fuerzas como las águilas, como lo promete Isaías 40:29-31.